Home / Blog / Educación en preescolar / ¿Cómo motivar a tu hijo para que disfrute cada día más la escuela?

Educación en preescolar

¿Cómo motivar a tu hijo para que disfrute cada día más la escuela?

¿Cómo motivar a tu hijo para que disfrute cada día más la escuela?
Publicado: octubre 15, 2021
| 5 min. de lectura

La motivación es el motor que impulsa a un niño a alcanzar sus metas. Motivar a los pequeños para que rindan más y mejor en la escuela, desde temprana edad, los hará dar lo mejor de sí mismos y disfrutar de su proceso de aprendizaje.

 

 

Un niño motivado es capaz de esforzarse más y de enfrentar los problemas de mejor manera, y en cuanto a la escuela, siempre tendrá la mejor actitud y su dedicación será notable. Es por esta razón que, como papá o mamá, encaminar tus esfuerzos para mantener a tu pequeño entusiasmado por sus clases, el juego, la familia, los amigos y, en general, por todo lo que le rodea, es indispensable en su desarrollo.

 

👉 Ahora, la pregunta es… ¿Cómo mantener motivado a un niño de tiempo completo?

 

De acuerdo con un artículo publicado por Center on the Developing Child, de la Universidad de Harvard, la mejor forma de motivar a un niño es despertando su curiosidad, fomentando el juego como un medio de aprendizaje, priorizando su interacción social, dándole desafíos y reconociendo su esfuerzo.

 

6 formas de motivar a un niño para que tenga mejor rendimiento escolar

 

Podría parecer un reto difícil de lograr, pero no lo es. Comienza por tener buena comunicación con tu pequeño y estar al tanto de qué le gusta y en qué es bueno; para partir de ahí y fijar el nivel adecuado de expectativas sobre él. Toma en cuenta estos seis tips que te ayudarán a fomentar su motivación.

 

  1. Establezcan metas juntos

 

Cuando hay un objetivo claro en la mira, la motivación se mantiene. Considera que para alcanzar metas, es recomendable que juntos las anoten y las tengan en un lugar en el que, constantemente, las puedan consultar.

 

Intenta que las metas que establezcan sean específicas y se puedan cuantificar. El avance constante es pieza clave de la motivación, ya que, por naturaleza, los seres humanos siempre buscamos lograr más de lo que conseguimos y sobre todo, cuando los avances son visibles.

 

  1. Fomenta una actitud positiva ante sus clases

 

Que muestres interés en sus clases y en sus tareas le dará el ejemplo de lo que él debe hacer. Hazle ver que todas sus materias son interesantes y le aportan algo bueno, aunque él no se encuentre muy interesado ante ciertos temas.

 

El secreto está en buscar uno o varios aspectos positivos en cada asignatura o tarea. Por ejemplo, si no le gusta tomar educación física pero es fanático del futbol, explícale cómo entrenan sus jugadores favoritos y toda la disciplina que deben tener para ganar cada partido.

 

  1. Inculca en tu hijo la importancia que tiene la escuela

 

Este punto lo puedes lograr involucrándote en cada aspecto relacionado con el colegio de tu pequeño. Es decir, mientras estés al pendiente de cada evento o actividad organizada por la institución, tengas buena relación con su profesor y estés al tanto de cada tarea o examen; tu pequeño entenderá la importancia de la escuela y le pondrá la atención necesaria a cada punto.

 

  1. Haz que se evalúe a sí mismo

 

Con ayuda de palabras de aliento, más que con elogios, puedes hacer que tu hijo tenga una percepción positiva acerca de su esfuerzo y de sus logros. Anímalo siempre a que cada tarea la haga mejor que la anterior y ayúdalo a ser tolerante ante la frustración.

 

Recuérdale la importancia de no fijar sus objetivos en superar a los demás, sino en superarse a sí mismo día con día y actividad tras actividad. Por ejemplo, si en una materia que le cuesta trabajo saca un 7, no minimices su esfuerzo, simplemente motívalo a que, para la siguiente, saque un 7.5 o más; y así sucesivamente.

 

  1. Procura que vea el aprendizaje como algo divertido

 

Fomentar el aprendizaje a través del juego es una de las prácticas más recomendables en la educación de un pequeño, ya que percibir cada clase como un acto divertido y no como una obligación, los motiva a seguir aprendiendo. Conseguir esto no es una labor sencilla; sin embargo, existen colegios que han logrado desarrollar el entusiasmo en los pequeños, al mismo tiempo que fomentan el aprendizaje.

 

  1. Promueve la fortaleza en él

 

La fortaleza es pieza clave en un niño, ya que de esto dependen sus ganas de salir adelante frente a las adversidades. Además, la fortaleza ayuda a que tengan la capacidad de resolver problemas y de entender que cada tropiezo es una oportunidad de mejorar.

 

Para incentivar la fortaleza en un niño, es necesario cambiar la forma de afrontar ciertas situaciones cuando algo no da resultados, así como impulsar sus talentos e intereses.

 

>>> También te va a interesar: 10 factores que hacen que un niño se sienta feliz en la escuela <<<

 

En Preescolar del Colegio Francés Hidalgo, nuestros pequeños desarrollan entusiasmo por aprender, al mismo tiempo que se divierten. Nuestro objetivo es que practiquen los valores principales y sean capaces de tener una sana convivencia con su alrededor, a través de una amplia variedad de actividades que les permita ampliar el conocimiento del mundo que les rodea.

Suscríbete a nuestro blog

Recibe semanalmente a tu correo nuestras actualizaciones

Artículos relacionados

¿Cómo motivar a tu hijo para que disfrute cada día más la escuela?

15 - octubre - 2021
La motivación es el motor que impulsa a un niño a alcanzar sus metas. Motivar a los pequeños para que rindan más y mejor en la escuela, desde temprana edad, los hará dar lo mejor de sí mismos y disfrutar de su proceso de aprendizaje.  
Leer más >

¿Cómo motivar a tu hijo para que disfrute cada día más la escuela?

15 - octubre - 2021
La motivación es el motor que impulsa a un niño a alcanzar sus metas. Motivar a los pequeños para que rindan más y mejor en la escuela, desde temprana edad, los hará dar lo mejor de sí mismos y disfrutar de su proceso de aprendizaje.  
Leer más >